Una mujer joven con mascarilla apoya la mano en el hombro de una mujer mayor (© Dolores Ochoa/AP Images)
Una mujer mayor espera para recibir una dosis de la vacuna de Pfizer contra COVID-19 en un centro de vacunación en Quito (Ecuador), en 2021. (© Dolores Ochoa/AP Images)

Estados Unidos está dedicado al bienestar de todas las personas del Hemisferio Occidental, incluidos los grupos históricamente marginados y vulnerables. Como demuestra la pandemia de COVID-19, las crisis sanitarias no respetan las fronteras. Por eso, Estados Unidos trabaja con socios regionales para fortalecer la infraestructura de salud pública en todo lugar en las Américas.

En la novena Cumbre de las Américas, a celebrarse en Los Ángeles, Estados Unidos se ha comprometido a colaborar con los sistemas de salud de los países asociados en todo el hemisferio, incluso mientras sigue combatiendo a COVID-19 mediante el fortalecimiento de los sistemas de salud y la donación hasta la fecha de más de 68 millones de dosis de vacuna contra COVID-19 a 30 países de todo el hemisferio occidental.

Niños con mascarilla mirando entre árboles y sombras (© Eraldo Peres/AP Images)
Unos niños esperan para recibir una dosis de la vacuna de Pfizer contra COVID-19 en un centro de salud comunitario en Brasilia (Brasil), el 16 de enero. (© Eraldo Peres/AP Images)

Además de la donación de vacunas, Estados Unidos trabaja con sus socios para:

  • Aumentar la capacidad de fabricación, incluso mediante la concesión de licencias voluntarias.
  • Mejorar el intercambio de información, datos y muestras, incluida la secuenciación de nuevas variantes.
  • Promover prácticas transparentes y responsables.

“Esperamos trabajar en conjunto para derrotar a la pandemia en nuestro hemisferio y en el mundo, y asegurarnos de estar mejor preparados para la próxima pandemia, porque, lamentablemente, es casi seguro que habrá una”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken el 19 de octubre (en inglés). “Tenemos mucho trabajo por hacer a medida que dejemos atrás la pandemia de COVID-19 para construir un sistema de salud mundial más sólido, y eso lo haremos trabajando en conjunto”.